jump to navigation

Enseñanza Bíblica – El Significado De La Autoridad De Jesús 26/10/2011

Posted by DaRonn in Uncategorized.
trackback

Enseñanza Bíblica – El Significado De La Autoridad De Jesús

 

Frase Clave: “Hay un lugar para nosotros en Cristo Jesús donde ya no estamos bajo condenación sino donde los cielos siempre están abiertos para nosotros.”  Smith Wigglesworth

Introducción:     El mejor ejemplo de una persona que ha caminado en la autoridad de Dios, es nuestro Señor Jesucristo. Cuando Él caminó en esta tierra, vivió como un ser humano, pero tuvo acceso a una autoridad divina que cambiaba las circunstancias. Al ver este gran ejemplo podemos aprender, el tipo de autoridad en la que debemos caminar como cristianos.

Por qué vino Jesús a esta tierra – Para poder empezar a entender la autoridad de Jesús, debemos comprender por qué vino a esta tierra. 

Jesús vino a esta tierra por varias razones:

  1. Jesús caminó en la autoridad de Dios porque Él fue escogido para pagar el precio del pecado – Jesús vino a la tierra para liberarnos del pecado de Adán. Cuando Adán escogió pecar, como representante original de la humanidad, ocasionó que el hombre pierda el dominio o la autoridad que le dio Dios, sobre la tierra (Génesis 1:26). También, debido al pecado de Adán, Dios ya no pudo relacionarse íntimamente con la humanidad y en verdad, la humanidad fue creada para relacionarse íntimamente con Dios. El pecado de Adán también causó que Satanás tenga autoridad sobre la tierra (2 Corintios 4:4). Cuando Adán creyó y actúo según lo que Satanás le dijo, en lugar de lo que Dios dijo, su autoridad fue transferida a Satanás. Dios le dio toda autoridad a Adán, pero Adán se la dio a Satanás. Dios podría quitársela a Satanás, pero El honra Su Palabra.  Él le dio toda autoridad a Adán y Adán legalmente violó la ley, por lo tanto la humanidad estaba legalmente bajo la autoridad de Satanás. Dios tenía que encontrar una manera legal para recuperar a la humanidad. Por años Dios intentó usar a muchas personas, pero todos fallaron porque no podían liberarse de las cadenas del pecado, por eso Dios mismo se hizo hombre y vino (Jesús) a pagar el precio para liberar al hombre del pecado de Adán. Jesús pagó el precio por el pecado y vivió una vida que es ejemplo de cómo debemos vivir.

 

  1. Jesús caminó en autoridad porque Dios lo había ungido con poder – (Lucas 4:17-21) Jesús fue un hombre que por tres años caminó en la autoridad de Dios, Marcos 1:27 nos dice, “…con autoridad manda aun a los espíritus inmundos, y le obedecen.” Hay muchas historias registradas en los evangelios donde Él usó Su autoridad, sanando a los enfermos, calmando las tormentas y levantando a los muertos.

 

  1. Jesús caminó en autoridad porque se mantuvo en comunión con el Padre – Jesús se mantuvo en constante comunión y oración con el Padre, y esa es una de las razones principales por las que caminó con tan grande autoridad. Él no dudó que sea la voluntad de Dios sanar a los enfermos, liberar a los encadenados por el pecado, y traer paz a la gente, porque Él entendió la naturaleza de Dios y porque se mantuvo en comunión con Él.

 

¿Por qué tenemos autoridad? – Es importante que nos demos cuenta también por qué nosotros como creyentes, tenemos autoridad en esta tierra.

  1. La muerte de Jesús en la cruz – Una de las razones principales por las que tenemos autoridad, es debido a la muerte de Jesús en la cruz. Efesios 2:1-13 nos muestra que cuando estábamos alejados de las promesas de Dios, Jesús pagó el precio por nosotros, para que podamos heredar las bondades de Dios y ahora podemos caminar en la autoridad que Dios nos ha dado. Debido a que no había pecado en Él, pudo pagar el precio por nuestros pecados (1 Juan 3:5). Cuando Jesús murió en la cruz, no solo fue el perfecto sacrificio que se necesitaba para rescatar a la humanidad y borrar sus pecados, sino que también a través de Él hemos recuperado la autoridad que fue dada a Adán sobre la tierra.

 

  1. Porque Jesús nos dio autoridad – En Mateo 28:18-19, Jesús les dijo a sus discípulos, “…toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.  Por tanto id…”  Jesús recuperó la autoridad y la transfirió a sus discípulos (Lucas 10:19). La autoridad que Jesús tenía no solo fue transferida a Sus discípulos de entonces, sino que también ha sido transferida a Sus discípulos de hoy; aquellos que aceptaron el sacrificio que hizo y lo recibieron en sus corazones como Señor y Salvador, aquellos que son nacidos de nuevo.

 

  1. Porque la Palabra de Dios promete que el diablo no prevalecerá.  Desde el punto de vista de Dios y Su Palabra, el diablo ya ha sido derrotado (2 Corintios 2:14).  Mateo 16:18-19 dice que Él establecerá a Su iglesia y que las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Lo que atemos en la tierra será atado en el cielo y lo que desatemos en la tierra será desatado en el cielo.  Aquello que Jesús hizo en su vida terrenal, tenemos la habilidad para hacer (Juan 14:12). Si Jesús tenía autoridad para sanar a los enfermos, nosotros también la tenemos. Si Jesús tenía autoridad sobre los elementos, nosotros también tenemos autoridad sobre los elementos. Si Jesús tenía autoridad sobre la provisión, tenemos autoridad para provisión. Jesús tenía autoridad para levantar a los muertos, tenemos también la autoridad para levantar a los muertos. Jesús inclusive dijo que haríamos cosas más grandes que las que Él hizo, si creemos (Juan 14:12).

 

Satanás probará nuestra autoridad – También debemos recordar que Satanás puso a prueba la autoridad de Jesús, no solo en el desierto, sino en todo su ministerio terrenal (Lucas 4:13). Si puso a prueba la autoridad de Jesús, también pondrá a prueba la nuestra.  Él atacará en el momento de mayor debilidad; para Jesús este momento fue cuando estuvo en el desierto. Tratará de encontrar en nuestra vida, lugares donde no estamos firmes. Es necesario entender que el diablo no es el dios de nuestra vida, él no puede hacer lo que quiera con nuestras vidas y no puede atacarnos cuando ejercitamos nuestra autoridad en Cristo. 1 Pedro 5:8 nos muestra que el diablo anda como león rugiente buscando a quién devorar, eso significa que no puede devorar a quien quiera, solo a los que no lo resisten. Podemos fortalecer nuestras debilidades buscando versículos que mencionen esas debilidades y confesando esas verdades sobre nuestras vidas. 

Entender que Dios nos ha dado autoridad – Marcos 11:22-24 dice que la montaña de circunstancias nos obedecerá. Mateo 28:16-20 dice que toda autoridad ha sido dada a Jesús y que Él la transfirió a Sus discípulos, o sea a nosotros. Lucas 10:19 dice que Jesús nos dio autoridad sobre los ataques del enemigo.

Jesús se mantuvo en constante comunión y oración con el Padre, nosotros también debemos mantenernos en constante comunión con Dios y no dudar de Su habilidad. Nos ha sido dada la habilidad de reinar y gobernar en esta vida y para poder hacerlo, debemos ejercer la autoridad que Dios nos dio.

About these ads

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: